AULA VIRTUAL

Olvidó su contraseña?
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
laboratorio de adn
 
 
 
 
 
 
 
Seguinos en
     
 
COMUNIDAD Compartir en
 
El Ministerio de Salud presentó la Guía Nacional de Tratamiento de la Adicción al Tabaco 2011
La sexta edición del Congreso Argentino Tabaco o Salud se llevó a cabo los días 4, 5 y 6 de agosto en el Hotel Sheraton, provincia de Córdoba.

El Ministerio de Salud de la Nación presentó la Guía Nacional de Tratamiento de la Adicción al Tabaco 2011, una nueva herramienta que, entre sus aspectos centrales, contiene capítulos para embarazadas y pacientes psiquiátricos; recomienda la utilización de mensajes de texto y páginas web para apoyar a las personas que dejan de fumar y desalienta el uso de técnicas con poca evidencia científica como el cigarrillo electrónico, la acupuntura y el láser.

Presentada durante el cierre del 6° Congreso Argentino Tabaco o Salud que se deliberó en Córdoba durante el fin de semana y estuvo dirigida a los integrantes de los equipos de salud, esta guía terapéutica desarrolla intervenciones eficaces para todo tipo de fumadores -estén o no preparados para dejar el consumo- y cuenta con los estándares más exigentes a nivel nacional para la elaboración de este tipo de documentos. Además, articula las estrategias de cesación tabáquica con los servicios de salud existentes y las herramientas de promoción y prevención para llevar a cabo un tratamiento exitoso.

La Guía, elaborada por la cartera a cargo de Juan Manzur, está disponible en la página web: www.msal.gov.ar/ent, para permitir a los usuarios su lectura y opinión, en esta última etapa de revisión abierta al público.

Este documento, impulsado y redactado por la Dirección de Promoción de la Salud y Control de Enfermedades No Transmisibles, contó con un equipo propio para su elaboración y con el aporte de un panel de consenso de veinticuatro profesionales de distintas especialidades de todo el país.

Basada en una estrategia nacional de prevención y control de enfermedades no transmisibles, la Guía siguió los lineamientos del Programa Nacional de Garantía de Calidad de los Servicios de Salud y de la “Guía para la Adaptación de Guías de práctica clínica”, elaborada en 2008 por la cartera sanitaria y la Academia Nacional de Medicina, que sirvió también de base para la elaboración de las guías de diabetes, de enfermedad celíaca y de diagnóstico temprano de la enfermedad renal.

“El propósito de la misma es contribuir a la disminución del tabaquismo, facilitándole a los profesionales las herramientas necesarias acerca de los tratamientos para ayudar a la persona que fuma. Están basadas en la mejor evidencia disponible y adaptadas al marco local, y contribuirán a la recuperación exitosa de las personas adictas al tabaco”, destacó Mario Virgolini, coordinador del Programa Nacional de Control del Tabaco y del Plan Nacional Argentina Saludable.

Esta es la segunda oportunidad en que la cartera sanitaria desarrolla lineamientos sobre tabaquismo ya que en 2005 el Programa Nacional de Control de Tabaco elaboró la primera Guía Nacional de Tratamiento de la Adicción al Tabaco, que sirvió para orientar y promover el incipiente desarrollo de los tratamientos para dejar de fumar en todo el país.

La nueva edición presenta importantes novedades a nivel metodológico e incluye información más detallada acerca de las intervenciones en las embarazadas, los pacientes internados, así como de las personas con afecciones cardiológicas, respiratorias y psiquiátricas, entre otros.

Además, la Guía 2011 va en sintonía con las medidas recomendadas en el Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco, en el cual se detalla que “cada Parte elaborará y difundirá directrices apropiadas, completas e integradas, basadas en pruebas científicas y en las mejores prácticas, teniendo presentes las circunstancias nacionales, y adoptará medidas eficaces para promover el abandono del consumo de tabaco y el tratamiento adecuado de la dependencia del tabaco”.

El Programa Nacional de Control del Tabaco desde sus comienzos, en el año 2003, ha capacitado en cesación tabáquica a equipos de salud de numerosas provincias, universidades y residencias médicas. También desarrolló la línea gratuita para dejar de fumar (0800-222-1002) y cuenta en su página web: www.dejohoydefumar.gov.ar, con más de cuatrocientos lugares para dejar de fumar en todo el país. Además, este año entregó por primera vez certificados de calidad a servicios intensivos de cesación tabáquica.

Temáticas incluidas en la Guía 2011:

• Incorpora el estilo motivacional del profesional en la atención de las adicciones.

• Remarca la eficacia de la participación activa del equipo de salud para con el paciente, ya sea en breves minutos, como en intervenciones intensivas especiales; grupales o individuales.

• Recomienda el uso de líneas telefónicas con llamadas de seguimiento como único tratamiento conductual o bien como apoyo al equipo de salud, puesto que su uso aumenta las tasas de cesación y son de amplio acceso.

• Muestra la importancia del cambio conductual para superar la adicción.

• Incluye los tratamientos para dejar de fumar, basados en páginas web, programas de computación y mensajes de texto por teléfono celular —aislados o en combinación con otras alternativas- ya que son efectivos en población adulta.

• Aconseja el uso de fármacos (parches, chicles, caramelos y spray de nicotina, Bupropión y otras) porque aumentan significativamente las tasas de cesación tabáquica.

• Señala que hay tratamientos farmacológicos con insuficiente evidencia de efectividad (benzodiacepinas, betabloqueantes, citisina, acetato de plata) o con evidencia de ineficacia (inhibidores de la recaptación de serotonina, naltrexona, mecamilamina).

• No recomienda el uso de propuestas con poca evidencia de efectividad: cigarrillo electrónico, glucosa, acupuntura tradicional, electroestimulación, bioinformación (biofeedback) y deprivación sensorial.

• Advierte que el láser y la hipnosis no superan al efecto placebo. Desaconseja las terapias aversivas (ejemplo: fumar un cigarrillo tras otro para generar rechazo) que, aunque tienen alguna eficacia, su uso ocasiona alta exposición al humo de tabaco.

• Desarrolla una sección para embarazadas, en la que sugiere alertar sobre el daño, usar cuestionarios especiales para preguntar de modo comprensivo y efectivo si la mujer fuma. También recomienda —si está disponible- la medición de monóxido para concientizar la llegada de este gas tóxico al bebé.

• En el capítulo de enfermedad psiquiátrica: brinda más evidencia de cómo ayudar en depresión y abuso de sustancias, entre otros temas.

Fuente: Ministerio de Salud
 
 
 
 
Noticias relacionadas
 
Consejos para prevenir y atender casos de dengue y de fiebre chikunguña  
 
¿Cuáles son las profesiones más valoradas por los argentinos?  
 
Calendario Nacional: cambios para la vacunación contra la fiebre amarilla  
 
Demencias en la vejez: el tsunami que acecha  
 
Se amplió la canasta de alimentos “libres de gluten” aptos para celíacos  
 
Volver a lo natural: una tendencia en los productos para la salud  
 
Cuidado de los alimentos durante la temporada de calor  
 
Cuidados especiales para adultos mayores y personas con enfermedades crónicas en época estival  
 
Alimentos para las fiestas  
 
ANMAT: repelentes  
 
VER TODAS
 
 
Rocamora 4045/55 - Capital Federal - 4862-0436/1020 4861-3273/1289
farmaceuticos@cofybcf.org.ar  /  bioquimicos@cofybcf.org.ar
LLOSA   ll  Net•consultora - Lamiradesign