AULA VIRTUAL

Olvidó su contraseña?
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
laboratorio de adn
 
 
 
 
 
 
 
Seguinos en
     
 
COMUNIDAD Compartir en
 
Nuevos aliados para descender de peso
Mientras en EE.UU se aprobaron dos nuevos fármacos, en el país muchos recurren a los nutracéuticos ante el fracaso de las dietas.
Después de 13 años de no sólo no aprobar ningún medicamento para bajar de peso, sino incluso de haber prohibido casi todos los que estaban disponibles, la agencia regulatoria de fármacos norteamericana aprobó en los últimos dos meses dos nuevos medicamentos de efecto más bien limitado -la lorcaserina y la combinación fentermina/topiramato permiten bajar entre un 3 y un 8,9% del peso corporal-, pero que señalan una nueva tendencia.

Con una epidemia de obesidad en franco ascenso, la nueva postura de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, según sus siglas en inglés), de los Estados Unidos, deja expuesta la necesidad de ofrecer alguna herramienta -aunque más no sea provisoria- a un problema al que ni la medicina ni los vendedores de dietas milagrosas logran dar una respuesta sólida y duradera.

"Este cambio de tendencia lo primero que deja es el sabor del fracaso: al médico le cuesta reconocer que no le está yendo bien. La obesidad sigue aumentando, cada vez se gasta más plata en su tratamiento y no se obtienen resultados", admite el doctor Edgardo Ridner, presidente de la Sociedad Argentina de Nutrición (SAN), para quien los nuevos medicamentos sólo apuntan a "llenar en el corto plazo la brecha que nos separa de la aparición de herramientas que realmente den resultados".

En la Argentina, en donde el exceso de peso sigue su camino ascendente -ya el 53,4% de los adultos tiene sobrepeso u obesidad-, los medicamentos aprobados aún no tienen fecha de lanzamiento. La falta de herramientas farmacológicas para ayudar al paciente en el arduo camino de mejorar su alimentación y volverse físicamente más activo es a veces subsanada mediante el uso de los llamados nutracéuticos.

"Lo que tenemos hoy para colaborar con el descenso de peso son estos suplementos alimentarios que contienen sustancias naturalmente presentes en los alimentos en pequeñas cantidades, pero que en cantidades más altas pueden hacer que sea menos dificultoso bajar de peso con una alimentación saludable y actividad física", explica el doctor Silvio Schraier, presidente de la Fundación Argentina de Nutrición.

Oferta local

Esta semana será lanzado un nuevo producto nutracéutico que combina dos sustancias ya disponibles en el mercado local -la carnitina y la garcinia- con un extracto de algas llamado ID-alG que disminuye la absorción intestinal de las grasas y los carbohidratos.

"Este suplemento, tomado antes de las comidas, hace que el 5 al 10% de las grasas y los carbohidratos pasen de largo por el tubo digestivo, evitando su absorción -comenta Ridner-. En un estudio a doble ciego versus placebo, permitió un descenso de peso de 2,8 kilogramos en ocho semanas; un descenso de peso genuino, ya que fue a expensas de tejido graso."

Otro suplemento clínicamente probado disponible en la Argentina es el ácido linoleico conjugado o CLA, que incluso ha mostrado ser seguro y efectivo en chicos y adolescentes con exceso de peso. "El CLA impide que los adipocitos [células grasas] se diferencien y sean capaces de cargar grasa en su interior, y al mismo tiempo favorece la metabolización de la grasa en el músculo ante la práctica de ejercicio", explica el doctor Javier Morán, experto en innovación alimentaria de la Universidad Católica San Antonio, de España.

"Pero para que sea más efectivo hay que combinarlo con actividad física, sino sólo mantiene el primero de sus efectos", completa Schraier.

La oferta de nutracéuticos cuyos efectos cuentan con aval científico abarca también al extracto de konjac y algunas sales de cromo. "Todos tienen efectos distintos: el cromo actúa sobre el metabolismo de la insulina, mientras que el konjac disminuye el apetito", dice el especialista.

"Y todos tienen efectos que pueden parecer modestos, pero que sumados a la pérdida de peso asociada a una alimentación saludable y a la actividad física facilitan el lograr un descenso del exceso de peso del 5 al 10%, que mantenido a cinco años es un éxito en términos de salud", concluye Schraier.

Fuente: La Naciˇn.
 
 
 
 
Noticias relacionadas
 
Consejos para prevenir y atender casos de dengue y de fiebre chikunguña  
 
¿Cuáles son las profesiones más valoradas por los argentinos?  
 
Calendario Nacional: cambios para la vacunación contra la fiebre amarilla  
 
Demencias en la vejez: el tsunami que acecha  
 
Se amplió la canasta de alimentos “libres de gluten” aptos para celíacos  
 
Volver a lo natural: una tendencia en los productos para la salud  
 
Cuidado de los alimentos durante la temporada de calor  
 
Cuidados especiales para adultos mayores y personas con enfermedades crónicas en época estival  
 
Alimentos para las fiestas  
 
ANMAT: repelentes  
 
VER TODAS
 
 
Rocamora 4045/55 - Capital Federal - 4862-0436/1020 4861-3273/1289
farmaceuticos@cofybcf.org.ar  /  bioquimicos@cofybcf.org.ar
LLOSA   ll  Net•consultora - Lamiradesign