aula virtual

icono-aula
¿Olvidaste tu contraseña?

La gente y los microbios

Presentación del libro de Pablo Goldshmidt en el COFyBCF.

La gente y los microbios

Sin la pretensión de un libro de texto o de un manual de infectología, “La gente y los microbios” ofrece un enfoque con interrogantes y límites del conocimiento en la constelación conceptual del origen de los microbios, de sus capacidades para enfermar y de algunos efectos benéficos que proporcionan. 

Las bacterias, hongos, virus, protozoos y priones son seres invisibles que ejercen efectos paradójicos en la sociedad: por un lado, son activos partícipes de la producción de alimentos y medicamentos, por otro, pueden afectar gravemente la salud de los humanos. “La gente y los microbios” confronta los aportes científicos con los contextos socioculturales e históricos en los que se manifiestan en todo el planeta, sabiendo que siete de cada diez muertes en los países en vías de industrialización son provocadas por microbios y dos de cada tres niños en el mundo mueren de enfermedades infecciosas, de los cuales 2/3 partes de esos fallecimientos serían evitables. 

Por otra parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) sigue difundiendo una lista de 19 afecciones de poblaciones que viven en condiciones de miseria material extrema. La OMS las considera enfermedades desatendidas (Neglected Tropical Diseases, NTDs), cuando en realidad las desatendidas son las poblaciones.

Olvidados por sus gobiernos -en muchas ocasiones mujeres, niños y minorías-, muchos viven en zonas remotas con pocas o ningún acceso a la atención médica de calidad. Estas enfermedades se confinan en focos, sin amenazar la salud de habitantes de grandes ciudades ni de países industrializados. Gran parte son transmitidas por mosquitos, flebótomos, moscas, garrapatas y vinchucas. Otras se propagan por el agua contaminada y el suelo infestado por bacterias, virus y huevos de gusanos provenientes de heces.

“La gente y los microbios” aborda, además, la temática de los eventos climáticos inhabituales, accidentes de transporte, errores tecnológicos, terrorismo, terremotos, inundaciones, tornados, tsunamis, erupciones volcánicas, deslizamientos de tierra, y sequía (catástrofes), sabiendo que en las poblaciones vulnerables la catástrofe hace casi inevitable las epidemias por microbios. En todas pueden hallarse rasgos comunes, como por ejemplo gobiernos corruptos, construcciones anárquicas sin planes de riesgo previsible, conflictos bélicos y apropiación de tierras por instituciones autoritarias o sectas fanáticas. El análisis de la fisiopatología y la terapéutica no pueden por lo tanto dejar de lado la realidad del siglo 21, en el que los denominadores comunes por ejemplo de los brotes de cólera, -como el de tantas otras enfermedades microbianas-, son producciones humanas. Desastres epidémicos se ponen de manifiesto en Yemen, Haití, Sudan, Uganda, etc.,y se asocian principalmente con guerras intersectarias, desplazamientos de población, falta de agua potable y saneamiento, hacinamiento,  y falta de servicios de salud pública.

Para el pensamiento científico, la vida terrestre se inicia y se cierra gracias a  la actividad de microbios.

El libro está actualmente en edición y su publicación se prevé para noviembre de 2018. La presentación de la edición española se realizará en el COFyBCF el miércoles 7 de noviembre a las 19 hs., con la presencia del autor, que dictará una conferencia referida a su contenido.

Suscribir
Suscribir