aula virtual

icono-aula
¿Olvidaste tu contraseña?

Farmacéuticos están en condiciones de preparar repelentes

Comunicado del COFyBCF a los medios de comunicación.

Farmacéuticos están en condiciones de preparar repelentes

Ante la emergencia sanitaria declarada en el país y la región a causa del avance del virus del Dengue y Zika, el Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Capital Federal informa que los farmacéuticos pueden colaborar de manera activa y efectiva en la lucha contra estos virus.

La prevención de la población generó una compra compulsiva de repelentes de mosquitos y un preocupante faltante de estos productos imprescindibles a la hora de frenar el avance del mosquito vector. Mientras tanto, los especialistas alertan un nuevo pico de la enfermedad a causa de los viajes por Semana Santa, lo que generará mayor demanda de repelentes.

Por esa razón, el COFyBCF informa que los profesionales farmacéuticos están capacitados y habilitados para preparar y dispensar repelentes con previa receta médica, mediante las buenas prácticas de elaboración de magistrales.

Debido a la normativa vigente, los farmacéuticos no pueden preparar ni dispensar repelentes sin receta médica. Por esa razón, el Colegio de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Capital Federal le solicitó al Ministerio de Salud de la Nación que, mediante una resolución, habilite la preparación sin receta de repelentes para mosquitos y permita un mayor acceso a la población. 

De esta manera, las farmacias podrían cumplir un rol más activo y concreto a la hora de colaborar en la lucha contra el avance del dengue.

Finalmente, el Colegio recuerda las medidas preventivas del Dengue y Zika, publicadas por el Ministerio de Salud de la Nación:

· Evitando arrojar recipientes o basura en lugares como patios, terrazas, calles y baldíos, en los que pueda acumularse agua.

· Manteniendo los patios y jardines desmalezados y destapando los desagües de lluvia de los techos.

· Eliminando el agua de los huecos de árboles, rocas, paredes, pozos, letrinas abandonadas y rellenando huecos de tapias y paredes donde pueda juntarse agua de lluvia.

· Enterrando o eliminando todo tipo de basura o recipientes inservibles como latas, cáscaras, llantas y demás objetos que puedan almacenar agua.

· Ordenando los recipientes útiles que puedan acumular agua, poniéndolos boca abajo o colocándoles una tapa.

· Manteniendo tapados los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua.

· Eliminando el agua de los platos y portamacetas, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa.

· Manteniendo limpias, cloradas o vacías las piletas de natación fuera de la temporada.

· Identificando posibles criaderos en los barrios para informar a las autoridades municipales.

· Colaborando con los municipios durante las tareas de descacharrado o de tratamiento de recipientes con agua y facilitando el trabajo de los trabajadores municipales.

Suscribir
Suscribir